Neuquén: El precio del maíz se hace sentir

21 | febrero | 2018

Neuquén: El precio del maíz se hace sentir

En el sector bovino, porcino y avícola sienten el impacto del precio; en algunos casos pierden la rentabilidad y en otros trasladan el incremento al consumidor. Neuquén: El precio del maíz se hace sentir

El grano que engorda a los animales, hace adelgazar a los productores neuquinos. Con los últimos aumentos del dólar, el precio del maíz se incrementó entre un 10% y un 18% y complica a las cadenas avícolas, porcina y los feedlot de bovinos.

En la región, el impacto siempre es más fuerte que en el resto del país, porque hay que sumar los aumentos del combustible del flete que lo trae.

En el caso de los engordes a corral es un insumo imprescindible. Ernesto Bartusch, propietario de un feedlot en Añelo comentó que el maíz estuvo estable unos siete meses, pero en los últimos subió entre un 15 y 18% de golpe, reporta Rio Negro.

“Cuando se traduce a kilo de carne vacuna, en la que el 80% de la dieta de terminación depende del maíz, impacta más que un 10%, pero no se trasladó a la góndola, ni a la venta mayorista y lo viene absorbiendo el productor”, contó Bartusch y aclaró que es así para los feedloteros y no para el criador y el recriador de terneros, que alimenta con pasto.

Desde el sector porcino comentaron que los aumentos afectan a los productores, porque depende principalmente de este insumo. Conjuntamente con la soja, es el grano que más se consume y afecta en los costos entre el 70 y 80%.

“El aumento, aproximadamente ronda el 10% en la pizarra del puerto, pero depende a quién le compres el maíz, si hay un acuerdo previo, o no, puede variar. La escalada comenzó en 2015, que de 85 centavos, escaló a 2 pesos en ese momento, y no paró de crecer”, dijo Ariel Garralda, coordinador del Programa Porcino de Centro PyME-Adeneu.

En el caso del cerdo, el productor tiene que trasladar este costo al precio de la carne, porque si no, no es rentable producir y desaparece. De todos modos, a nivel productor, no de la góndola, hay precios bajos.

Roberto Rivas de avícola Plottier, comentó que en su caso, “el maíz en los últimos tres meses aumentó un 10% y eso tiene un impacto directo, porque el 60% del balanceado con el que se alimenta a los pollos se compone de maíz“.

A su vez, confió en que el aumento de los costos, no provoca un incremento inmediato en el producto por lo que, para ellos y la rentabilidad estará complicada. “Los precios de nuestro producto se mueven con la oferta y la demanda. No es como un repuesto que lo podés trasladar directo”, dijo Rivas.

Por otra parte, a la producción de la región, hay que sumar dificultades, porque cada aumento de combustible suma un escollo. El maíz, recorre de 600 a 1000 kilómetros para llegar a los comederos neuquinos, ya que viene desde Córdoba, San Luis o Buenos Aires. “El precio y la incidencia del transporte mueven la aguja, porque sí o sí, hay que traerlo de lejos, pero hay en stock y se consigue bien”, concluyó Rivas.
Consejos para el consumo

El que compra debe cuidar que no le vendan gato por liebre. Los que están en el sector, alertan a los compradores. Una vieja estafa: el pollo pasado por agua. Los que compran pollos en el supermercado lo pueden comprobar. Si al llegar a la casa, lo pesan van a descubrir que cuando se descongela le quedan 500 gramos menos. Julián Rivas del área comercial de una avícola, contó que al salir del matadero, cada caja de pollo tiene dos kilos de agua y debería actuar defensa del consumidor.

Al cerdo hay que saber dónde comprar. Hay varios productores que tienen carnicerías. Mientras en los supermercados los precios del asado pueden llegar a 200 pesos, en la carnicería de los productores se vende el mismo corte a 120 pesos, costeletas a 130 o bondiolas a 140.

Fuente: http://www.elsitioporcino.com

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
21 | febrero | 2018

Destacadas

Busque por fecha

junio 2018
D L M X J V S
« May    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930