La FAO premió a AAPRESID

6 | diciembre | 2017

La FAO premió a AAPRESID

La Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa (Aapresid) recibió este martes el Premio Mundial del Suelo Glinka 2017, por su contribución a la salvaguarda del suelo y la promoción de prácticas sostenibles. La FAO premió a AAPRESID

La entrega del reconocimiento, otorgado por la Alianza Mundial del Suelo y que lleva el nombre del científico pionero ruso Konstantin D. Glinka, coincidió con la celebración del Día Mundial del Suelo, durante una ceremonia realizada en la sede de la FAO en Roma.

Pedro Vigneau, presidente de Aapresid, agradeció a nombre de su organización el preciado galardón, el cual -dijo- es un reconocimiento a los agricultores argentinos que aplican la siembra directa en el 91 por ciento de las áreas productivas del país.

Durante su intervención recordó los cientos de millones de personas que pasan hambre en el mundo y cifras similares de niños subalimentados, situación en buena medida relacionada con el cuidado del suelo, del cual depende la seguridad alimentaria y la sustentabilidad.

Apuntó que la productividad agrícola deberá duplicarse para 2050 con vistas a alimentar a 10 mil millones de personas para esa fecha y el principal recurso para ese incremento es el suelo, el cual es escaso y limitado.

Advirtió además que en ese afán la agricultura no puede ser depredadora ni tampoco crecer a costa de destruir los ecosistemas.

Con buenas prácticas agrícolas, acotó, el esquema permite producir sin degradar el suelo, mejorando en muchos casos sus condiciones físicas, químicas y biológicas, además de lograr un uso más eficiente del agua, recursos que en cultivos de secano es un factor limitante.

De esa manera la siembra directa logra niveles productivos altos con estabilidad temporal en armonía con el ambiente, acotó.

Según Vigneau, en Argentina unos 30 millones de hectáreas, equivalente al 91 por ciento de la superficie cultivada, se hace bajo el sistema de siembra directa y el valor de la tierra no reside en la propiedad inmobiliaria, sino en el agregado que le aporta el conocimiento y la tecnología de la siembra directa.

Precisó además que esa forma de cultivo se sustenta en la biotecnología y la utilización de defensivos agrícolas contra malezas y enfermedades, al tiempo que apuntó a las malas prácticas agrícolas, ganaderas y forestales como causantes del deterioro ambiental.

Explicó que la siembra directa, combinada con el desarrollo biotecnológico, aumenta la productividad de los cultivos y contribuye al desarrollo económico de las comunidades donde se aplica, lo cual es un importante componente de la sustentabilidad social de ese sistema.

Fuente: Prensa Latina

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
6 | diciembre | 2017

Destacadas

Busque por fecha

diciembre 2017
D L M X J V S
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31