El dólar podría mejorar las exportaciones de ciruelas para desecar

22 | mayo | 2018

El dólar podría mejorar las exportaciones de ciruelas para desecar

Un artículo del diario Los Andes indica que tras la devaluación se plantea un nuevo escenario y que podrían venderse más ciruelas a Brasil y Europa. El dólar podría mejorar las exportaciones de ciruelas para desecar

Por Jaquelina Jimena – jjimena@losandes.com.ar

Producción generosa, con sanidad evidente. El primer resultado de la temporada 2017-2018 para la ciruela mendocina luce prometedor.

Para repasar: primer obstáculo sorteado con éxito; las bajas temperaturas no causaron ningún tipo de inconveniente. Es más, las voces de los productores del Sur y Este mendocino afirmaron que las heladas tardías no ocurrieron sobre sus paños de tierra. 

Pero si las heladas no se hicieron presentse, tampoco lo hizo el granizo. La piedra de los cielos es un gran enemigo temido entre los frutícolas.

Tampoco en la temporada 2017-2018 que culmina con el fin con su cosecha en marzo se hizo presente la “mancha roja”, un desorden fisiológico que según Cecilia Fernández, del Instituto de Desarrollo Rural (IDR) desencadena entre otros males que las ciruelas luzcan asoleadas y que se caigan antes de ser cosechadas.

“No se sabe aún las causas que desencadenan la mancha roja; se presume a nivel científico que se produciría por la falta de agua en los momentos importantes de la fruta o también por falta de nutrientes”, detalló Fernández.

Sin granizo, sin bajas temperaturas y sin mancha roja a la vista, el balance productivo para la ciruela es contundente. De acuerdo a datos del IDR más de 150 mil toneladas fueron producidas en las 15 mil hectáreas que ocupa la fruta en Mendoza. 

La abundancia productiva de la temporada 2017 -2018 queda más delineada si se la compara con la ciruela que arrojó la temporada 2016-2017 con sólo 39.110 toneladas, es decir, que creció 283% en esta temporada. Cabe recordar que Mendoza cuenta con unos 4.000 productores. Este año se pagó en dólares, según datos del IDR, al productor 0,15 dólares el kilo, en tanto el año pasado 0,23 dólares el kilo.

“Cuando hay menos ciruelas por kilo significa que estamos con un calibre grande. Un  28% se llevó el calibre más grande seguido por otro grande y mediano con el 34% . Podemos decir que el 62% de la producción ha logrado buena calidad”, apuntó  Fernández.

Razones macroeconómicas

Pero si el balance productivo al presente es abundante podría anexarse una última señal del contexto macroeconómico que se abriría para los exportadores y es el que está atado a la paridad cambiaria.

“Cualquiera de los sectores de la agroindustria se puede favorecer con el tipo de cambio actual”, lanzó Mario Bustos Carra, gerente de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo. Las dudas para los exportadores, es que haya traslado de subas a los costos internos sobre todo los referidos a los insumos importados. “Por eso preferimos ser cautos, hay que ver cómo se comporta la economía. También hay que analizar y esperar a ver cómo se comportan las tasas de interés, porque si suben demasiado van a restringir el acceso de los exportadores al crédito. En 10 días hábiles vamos a tener más certezas sobre el escenario económico para los empresarios que exportan”, apuntó Carra.

El escenario económico que se puede abrir con clientes de otros países no es menor para la ciruela, ya que es una fruta que según datos aportados por Oscar Morbidelli, presidente de la Asociación Argentina de Ciruela para Industria, un 98% de la producción mendocina es exportada.

Para el productor Roberto Guerrero, de la firma Eloy Guerrero, de sus 380 hectáreas de frutales, 30% lo ocupa la ciruela y ya dio la bienvenida al nuevo tipo de cambio.

“Tenemos más esperanza con este dólar, lo cual nos permitiría enviar la ciruela desecada a Brasil y Europa también”, subrayó Guerrero. Para el productor frutícola del Este mendocino, el nuevo esquema de precios de venta con el exterior les permitiría atenuar los costos de producción que los calificó como altos.

La clave que no es muy alentadora es que hay muchos productores que arrancaron la ciruela D’agen que es la que se seca y puede venderse en otros países en cajas de 10 kilos. “Muchos la arrancaron y se fueron al malbec, apostando por el vino”, deslizó el productor.

Por el mundo ya se sabe: los nutrientes de la ciruela son celebrados por la ciencia su aporte a la salud está dado por la  gran cantidad de fibras que contiene hasta su aporte innegable de vitamina C, y su refuerzo al sistema inmunológico de los humanos.

Más allá de sus aportes evidentes, la ciruela a nivel comercial tiene cuellos de botella que se repiten a nivel externo como interno.

“En el orden internacional el mercado está en su techo y ya está maduro. Al menos que se entre en un mercado no explorado, las ventas sólo crecen al 0,3% en el mundo, en tanto la producción comercializable es de apenas el 1%”, explicó Fernández.

En el orden interno los desafíos son cuantiosos. “Necesitamos organizarnos y unirnos”, aclaró Morbidelli. 

Es por ello que desde su asociación, que nuclea a 205 asociados que incluye productores, secaderos y un industrial exportador, están trazando un Plan Estratégico para la ciruela local. 

Según su visión, la cadena de valor posee desajustes. “Queremos integrar a los eslabones productivos esto es no sólo a los productores, secaderos y exportadores, sino también a los servicios anexos. Tenemos los viveros y toda la tecnología y conocimiento que queremos sumar ya que nos hace falta investigación”, apuntó el empresario.

Morbidelli detalló que no creen que las soluciones deban provenir exclusivamente del Estado, ya que la rentabilidad proviene del mercado. Sin embargo invitó al gobierno a sumarse ya que la exportación de ciruela puede significar traer divisas anuales por 80 millones de dólares FOB a la provincia.

“No hemos tenido políticas de Estado, también el sector ha trabajado a tontas y locas sin ningún tipo de organización. No hay mercado que puede funcionar cuando la última innovación la hemos tenido hace 20 años atrás”, reflexionó Morbidelli.

Por lo pronto el objetivo a corto plazo es lograr la mecanización de la cosecha. Una realidad que les permitirá reducir los costos. “El 50% del precio de venta se lo llevan los costos de cosecha. Con las máquinas vamos a dar un salto cuantitativo. Además bajaríamos el empleo en negro ya que el 90% de la cosecha se hace tomando empleados de manera informal”, concluyó Morbidelli.

Fuente: Los Andes

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
22 | mayo | 2018

Destacadas

Busque por fecha

agosto 2018
D L M X J V S
« Jul    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031