Abejas: Esas trabajadoras silenciosas por el bien el planeta

12 | enero | 2019

Abejas: Esas trabajadoras silenciosas por el bien el planeta

El Instituto Earth Wathch declaró a las abejas como la especie más valiosa del mundo en el último debate de la Sociedad Geográfica Real de Londres, valorando su más extensa función en la cadena natural que es la polinización sin la que definitivamente la vida en el planeta sería imposible. Abejas: Esas trabajadoras silenciosas por el bien el planeta

La abeja es el único insecto que proporciona alimentos a los seres humanos, recordó el instituto británico.

La biodiversidad es el proceso de interacción entre los seres vivos y el planeta, la relación entre sí, y por supuesto, la respuesta biológica del medio ambiente hacia las especies. En este proceso la abeja tiene una función vital ya que la agricultura mundial depende en un 70% de estos insectos, dicho más claramente 70 de cada 100 productos que usamos para alimentarnos dependen exclusivamente de las abejas. El equilibrio se explica por sí mismo: Sin la polinización las plantas no podrían reproducirse y sin plantas la fauna también desaparecería y en consecuencia, los humanos.

Una de las hipótesis que explica la desaparición masiva de las abejas es la telefonía móvil. Esta conclusión definitiva fue afirmada por el Instituto Federal de Tecnología de Suiza, luego de probar que las ondas emitidas durante una conversación son capaces de desorientarlas hasta llevarlas a la muerte, al conseguir que pierdan el sentido de dirección y con esto su dinámica de vida.

Mediante más de 83 experimentos el investigador y biólogo Daniel Favre demostró inequívocamente, que ante la presencia de una comunicación celular las abejas producen un ruido diez veces mayor que el habitual y este comportamiento es el que usan para avisar al grupo que urge abandonar la colmena ocasionando el fenómeno CCD o “problema de colapso de las colonias”.

La otra, por supuesto, es la del uso de pesticidas en la fumigación de los cultivos. Estos productos contienen sustancias químicas que actúan como neutoxinas y se adhieren a los insectos al libar las flores. Posteriormente son acarreados a las colmenas donde contaminan el resto de los productos que procesan en común como la cera, propóleos y diversas mieles con la fatal consecuencia de afectar al resto del panal incluida la abeja reina, sin la cual la colmena desaparece indefectiblemente. También al ocurrir estas migraciones masivas, las crías o larvas quedan abandonadas y lógicamente también desaparecen.

Fuente: Blastingnews

 

Abejas: Esas trabajadoras silenciosas por el bien el planeta

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
12 | enero | 2019

Destacadas

Busque por fecha

marzo 2019
D L M X J V S
« Feb    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31